lunes, 27 de febrero de 2012

La daga de Rasputín.

Puesta asi la portada parece que nos vamos a encontrar algo...

Que podría salir mal en una comedia española, protagonizada por Antonio Resines y Jesus Bonilla?… La respuesta es la daga de Rasputín.

Mi decepción es tan grande que no puede ocultarla de ninguna manera, personalmente tengo en alta estima a Antonio Resines. Y pensaba que el cine español, aunque sea haciendo algo casposo siempre bordaba un comedia.

Puede ser que me este sobrepasando, pero mejor os cuento la historia y luego quemamos los trozos supervivientes:
Una de las escenas que no tienen sentido, lo importante es meter a mucha gente y que digan chorradas.


{Inicio- SPOLIER}

Una daga forjada desde la antigüedad da el poder a quién la posee y a lo largo de la historia ha pertenecido a grandes conquistadores. Su historia se pierde con Rasputín, su último dueño…

Escena carcelaria, donde el Papeles vende el culo del Araña a unos mafiosillos rusos, yo no daba  ni medio paquete de cigarrillos por el flaco culo del "Fiti"
En la actualidad, el Araña (un Antonio Molero que parece más tonto que lo que es) es un ladrón que escala edificios para robar en casas, termina en prisión con unos peculiares compañeros de celda: El Papeles (Jesus Bonilla, principal desastre de la película, la mitad de las veces no entiendes que dice, de lo sobreactuado que es) una mezcla de chatarrero, macarra y torbellino retaco, y Jacinto (Antonio Resines, que empieza bien pero cae vertiginosamente en la vergüenza ajena) que resulta ser, la última persona  que sabe donde podría estar la daga.

Una anomalía genética (nadie explica porque eso lo identifica) identifica a Jacinto por parte de la mafia rusa que intenta averiguar el paradero de la daga.

Como podemos hacer mas el ridiculo? disfrazando a los actores de forma ridicula en la huida. Dicho y hecho.
Los tres presos huyen de la cárcel y junto a la mujer (Maria Barranco, que parece la publicidad del buzón, hay un montón y no para de estorbar) y la hija del Papeles viajan a Rusia intentando encontrar la daga antes que sus perseguidores para poder retirarse con la venta de la misma.


En un absurdo y estúpido final, donde aparecerán los americanos y los israelitas como si fuera “Amanece que no es poco” (pero esta peli era surrealista, por cierto muy buena). Nuestros protagonistas acabaran en una supuesta cárcel en Siberia ya que la daga en una escena cutre-copia de Indiana Jones se elevara en medio de una tormenta de rayos, caerá en un bazuca o similar y saldrá disparada al espacio, destruyendo varios satélites en el proceso. (WTF de verdad de la buena)

Mega-escena de acción, con helicoptero y todo, para que digan que en España no hay recursos, UN HELICOPTERO!!!
{Fin- SPOLIER}

Jesus Bonilla principalmente merece el garrote vil por dirigir, co-escribir y hacer esa pseudo-interpretación de este pedazo de mierda. Solo comentar que no se le entiende (eso es lo bueno), no es creíble y no es divertido.

La película no es que tenga agujeros de guión, es que roza el absurdo sin pretenderlo. Tiene muchas escenas de gente rodando por el suelo con mujeres que no veía desde la época de los Bingueros (Por cierto que el Pajares sale haciendo un “No-soy-Stalin-pero-lo-parezco” de palo). Para hacer este tipo de cine no te hace falta ningún efecto especial ni localizaciones en Rusia (Que las meten pero a lo patatero), solo a Paco Martinez Soria y varias muchachas ligeras de ropa.

Y lo que es más importante, reírte o divertirte es algo que no sucede. Es tan patética que no puedes ni esbozar la sonrisa ante los pocos puntos graciosos.

El Pajares haciendo de pseudo-Stalin estan poco creible que el soldado de al lado, ya esta mirando el movil para ver si le llaman de otro papel.
No puedo acabar sin destacar los peores momentos de la película (si que los hay, aunque la peli sea tan mala):

Jesus Bonilla, Antonio Molero, María Barranco…Esto no son los Serrano, actuad por dios…
Los secundarios son patéticos, malísimos, absurdos y totalmente infumables. El jefe de la mafia rusa con la mano de madera que se le mueve sola, la lesbiana que folla con Resines y luego vuelve a ser lesbiana, los sicarios rusos que se disparan entre ellos, Stalin que no es Stalin…
Esas escenas, mezcla de Benny Hill y los Hermanos Marxs sin venir a cuento…
La interpretación de Antonio Resines haciendo como que tiene 5 años, me despertara por las noches empapado en sudor...
Aunque te pongas de rodillas y pidas perdon, mereces que los rusos de antes te hubieran abierto la mente por el otro extremo.

1 comentario:

  1. Me he reido un montón Kurodachi.
    criticaslocas

    ResponderEliminar